TRANSLATE TO...



Alfabetización Informacional (ALFIN)
en Colombia...
Mariposas amarillas

que preceden, constituyen y fortalecen
la gestión de información y del conocimiento,
la inclusión social, académica y científica,
el aprendizaje para toda la vida...

3/10/2013

El Programa de ALFIN del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia ahora es: "Cultura Informacional"

El nombre-concepto Alfabetización Informacional (ALFIN) es la denominación que principalmente desde la ciencia de la información se le ha dado a la formación en competencias informacionales para responder a las exigencias de la sociedad actual, de la cultura informacional contemporánea. Como lo han indicado diferentes autores, y personalmente lo he reiterado en diferentes charlas y publicaciones, un aspecto es el nombre-concepto que usemos quienes investigamos y trabajamos esta temática desde la ciencia de la información (como objeto de estudio y de práctica), y otro el nombre que tenga nuestro programa de ALFIN para que tenga más receptividad, acogida y motivación en entre usuarios-destinatarios de esta formación.

Por eso, los nombres de los programas son un aspecto importante, que acerca o aleja a esos usuarios-destinatarios, y desafortunadamente el concepto-nombre "alfabetización" tiene una carga negativa que hay que considerar, aunque en realidad todos somos analfabetos en muchas cosas... y necesitamos una multialfabetización...

Considerando lo anterior, queremos compartir en esta nota, la explicación que da el Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia para recientemente cambiar el nombre de su programa (proceso) de Alfabetización Informacional a Cultura Informacional. Cambio que implica tanto la denominación (que lo hace más "atrayente"), como también la práctica formativa cotidiana, considerando el alcance que tiene que tener la ALFIN, ya que no es solo una formación instrumental para adquirir unas habilidades sino que debe ser una formación integral en todas las competencias ("Localizar, Seleccionar, Recuperar, Organizar, Evaluar, Producir, Compartir y Divulgar -Comportamiento Informacional-) y sus niveles (Saber-Hacer-Ser), para lograr lo que indica la UNESCO-IFLA: "una aprendizaje para toda la vida, un aprendizaje permanente con un pensamiento crítico", es decir una "Cultura informacional crítica y reflexiva", y ello, es un fin último y transversal de toda formación, de toda la Educación (con mayúscula), y por tanto debe ser la meta de todos nuestros programas de ALFIN.

El proceso de Alfabetización Informacional es ahora el proceso de Cultura Informacional.

Nuestro Sistema de Bibliotecas sigue actualizándose permanentemente en correspondencia con los cambios y tendencias que se observan en el campo de la Bibliotecología y específicamente en el de las bibliotecas universitarias. 

Sabemos que la información es la representación de la civilización actual, y su crecimiento explosivo, su difusión y utilización intensivas son señales de una transformación cualitativa de las condiciones actuales de la vida humana en sociedad. Observamos también que el impacto de la red y la colaboración resultante en el trabajo, el aprendizaje, el juego y la vida se caracterizan, en su esencia, por el enorme aumento de la conectividad y las posibilidades de participación. 

Comprendemos, entonces, que hay una transformación en marcha relacionada con el paso de la cultura impresa a la cibercultura, expresada en los nuevos entornos de aprendizaje en red, en la extensión de las comunicaciones, en una cultura visual que se está apoderando del mundo, en la creatividad colectiva y en una tendencia masiva a la participación y el compromiso social por parte de los cibernautas. 

En los ámbitos de la educación superior y de la investigación, la constante introducción de innovaciones tecnológicas así como los acelerados flujos de la información, exigen a estudiantes y profesores no sólo un alto nivel de conocimientos en el campo de las tecnologías de información y comunicación, sino además una permanente renovación de las capacidades para orientarse en el ciberespacio, usar la información creativamente y participar en redes colaborativas de aprendizaje. 

En este escenario, las bibliotecas, especialmente las del mundo académico, como la nuestra, deben estar preparadas para hacer frente a cuestiones importantes hoy ya evidentes, tales como las redes (de las que todavía no se aprovecha su poder), los nuevos conocimientos basados en Big Data, las alfabetizaciones visual y mediática, las habilidades o competencias del Siglo 21, la educación abierta, la lectura académica y la investigación, así como los retos corporativos sobre el contenido intelectual y el acceso a la información. 

Así que, pensando en grande, emprendemos el reto de "ir más allá de la alfabetización informacional y asumir la tarea de comprender y difundir la cultura informacional"(1), que, aunque es un concepto en construcción, se refiere esencialmente a la creación de ambientes de aprendizaje basados en los métodos actuales de trabajo con las tecnologías, con la información y en redes colaborativas. La cultura informacional supone, pues, no sólo la apropiación de habilidades o competencias de búsqueda y uso de la información, sino que también lleva al empoderamiento para participar en la cultura de la información actual, es decir, incorporarse a la nueva vida digital y de los "social media". 

En un sentido amplio, la cultura informacional abarca las actuales transformaciones sociales, culturales y tecnológicas, de modo que asume el conocimiento como un proceso de construcción colectiva y con el que se contribuye a la creación de un espacio global de información e interacciones sociales. Es la actividad humana asociada con el autoaprendizaje y la actualización permanente. La cultura informacional incluye la producción de nuevos contenidos; el uso de los medios de comunicación para la difusión del conocimiento; la integración de la comunidad académica en un espacio común de información y de redes de conocimiento; y el desarrollo de herramientas digitales con el fin de crear una mayor variedad de formatos de información (2).

En resumen, consideramos que la cultura informacional es el resultado de un modelo de alfabetización informacional puesto en práctica y, por lo tanto, le apostamos a trascender el enfoque del proceso y a ofrecer, de cara al usuario, un producto cultural en términos de aprendizaje y de mejoramiento de sus actitudes y aptitudes para hacer parte de la cibercultura. Así pues, con este enfoque pretendemos comenzar un ejercicio de innovación del Proceso de Cultura Informacional en el que esperamos lograr mayor visibilidad, cobertura, satisfacción e impacto cultural en la comunidad universitaria que cada día interactúa con mayores potencialidades en el espacio digital.

Más información: 

Blog Information Culture de la Scientific American editado por las bibliotecarias Bonnie J. M. Swoger y Hadas Shema .http://blogs.scientificamerican.com/information-culture/ 
Con participación activa en redes sociales como Twitter: @infoculture2 

Cruz Durañona, M. (2012). Alfabetización Informacional, en pos de una Cultura Informacional. En: Innovación Tecnológica, 18(3). http://innovaciontec.idict.cu/index.php/innovacion/article/view/252 

Menou, M. (2002). Information literacy in national information and communications technology (ICT) policies: The missed dimension, information culture. En: White Paper prepared for UNESCO, the US National Commission on Libraries and Information Science, and the National Forum on Information Literacy, for use at the Information Literacy Meeting of Experts. http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.100.6351&rep=rep1&type=pdf 

Ponjuan, G. (2002). De la alfabetización a la cultura informacional: rol del profesional de la información. En: Congreso Internacional de Información INFO'2002. IDICT.http://www.bibliociencias.cu/gsdl/collect/eventos/archives/HASH0137/536791fe.dir/doc.pdf 

Webber, S., & Johnston, B. (2013). Transforming Information Literacy for Higher Education in the 21st Century: A Lifelong Learning Approach. En: Library and Information Science, 8, 15-30. http://www.emeraldinsight.com/books.htm?chapterid=17093186 


Notas: 
(1) James W. Marcum, PhD. Thinking Bigger: Information, Culture, Literacy. En: Engaging the Future through Inquiry and Learning. URL: http://jameswmarcum.com/thinking-bigger-information-culture-literacy/ 
(2) Levshin, M. M., & Lotman, Y. Semiotic Component of Informational Culture. 

Tomado de: http://bit.ly/1aEC750

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada